Los cambios me han estado tumbando

Los cambios me han estado tumbando

 

Los cambios me han estando tumbando.
Llevo al rededor de un año de mi vida viviendo una serie de cambios, que me ha hecho sentir muy incomodo. Me la he pasado quejándome de ellos, y subconscientemente creyendo que estos son los culpables, que muchas cosas no se hayan dado con la fluidez que deberían. La inconformidad me ha hecho realmente que mi energía afecte la manera en la que vivo.

 

Incluso a pesar de saber que los cambios son parte de la vida, una gran parte de mi ha seguido aferrada a la resistencia a aceptar las cosas como son. De hecho una lesión “inexplicable” en mi codo fue la gota que derramó el vaso.

 

Como cuando me sucede esto, lo primero que hago es irme a consultar “tú puedes sanar tu cuerpo” de Louise Hay. Lo que leo, no me hace en ese entonces sentido: “los codos representan cambios de dirección y la aceptación nuevas experiencias.

 

Cuando algo no me queda clara, le pido a mis ángeles que me soplen y me ayuden, y en el momento adecuado, la respuesta me es clara: he estado invirtiendo mi energía en la queja y la resistencia a aceptar mis circunstancias actuales.

 

No me queda de otra. Aceptar o ser atropellado por la realidad. Más sin embargo, lo acepto. El patrón se ha vuelto fuerte, no sé en qué momento mi resistencia se incubo, y me cuesta encontrar que hacer. Así que vuelvo a pedir ayudar, y trabajo con las múltiples técnicas de aceptación y liberación.

 

Es claro, la vida me pone lo que necesito, no lo que quiero. Está bien, acepto la lección, y desde ese momento, las cosas empiezan a caminar y me empiezo a dar cada vez más cuenta de en donde he estado poniendo mi energía, y no me queda de otra que asumir mi responsabilidad. Hacerlo siempre me ha hecho poder salir de cualquier hueco en el que me haya metido.

 

Mi energía, en lugar que estar siendo usada para generar plenitud, la he usado para generarme queja e inconformidad. Lo más curioso es que mi ego me había convencido que ahí estaba yo más seguro.

 

Estaba yo dividido en muchas partes en lugar de ser una sola.

 

Decido entonces, no otra cosa más, que dejar mis apegos, soltar mi búsqueda de la comodidad y la cambio por la plenitud. La vida la disfruto más estando fuera de mi “zona de seguridad”. De hecho una de mis acciones, ha sido compartir mis experiencias en este espacio, a pesar de mis dudas de su utilidad. Pero decido hacerlo lo más elevado de la situación, seguir mi intuición, la cual normalmente me ha traído muchas bendiciones.

 

Así que decido fluir, y como diría Mariel Hawley: “Nadar con las aguas que me tocan cada día”.

 

Namaste.

Afirmaciones
Si quieres saber un poco más de los arcángeles y seres de luz, vista www.connombredeangel.wordpress.com
Para saber quién es Mariel Hawley visita www.marielhawley.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s