El tamaño no importa.

El tamaño no importa.

16_02_16 Frases al encuentro del amor.jpgHay una fábula de la cual no me canso de inspirar. Es la de una niña que intentaba regresar las estrellas del mar, que después de una tormenta, habían quedado varadas en la playa. A pesar que había sido invitada a desistir, ella decía que al menos para las que lograra regresar, se habría marcado una diferencia. Lo que hacía que su esfuerzo valiera la pena.

Y es que muchas veces, pensamos que para cambiar algo, tienen que ser grandes cosas las que hay que hacer. Lo que muchas veces nos hace detenernos y no hacer nada por lo mismo. Pero el más mínimo cambio realmente cambia la diferencia, y más si nos enfocamos en lo que podemos hacer, en lugar de  en lo que no podemos.

Mi ego siempre me empieza a poner razones por las cuales mis acciones no valen la pena, y he descubierto todas las veces, que esto significaba que realmente si estaba haciendo algo diferente, que generaba algún tipo de situación positiva.

Debo confesar, que aveces me siento mal por que no se a cuantas personas he podido ayudar, con lo que escribo y con lo que busco aportar. Pero la realidad es que eso no importa, pues con una persona que le haga “click” algo de lo que escribo, ya se habrá cumplido la labor de todo mi esfuerzo.

El ego siempre me lleva a enfocarme en resultado, y no en el objetivo. El objetivo es hacer las cosas con amor, y compartir mis experiencias para que si alguien le sirve, le resuenen cuando las lea. ¡Eso es enfocarme a servir al universo! No al ego, el cual quiere medir las cosas en cuanto a fama.

Aún soy muy vulnerable en cuanto a la popularidad, de las cosas que hago en servicio del universo. Veo que muchas veces soy afectado por una creencia subjetiva de que no estoy haciendo “suficiente”. Pero si hay algo que si ya tengo claro, es que es algo de mi ego, o dicho de una mejor manera, mi miedo.

Cuando escucho mi parte amorosa, esta me dice que estoy haciendo las cosas excelente. Que lo haga esta bien, y que el resultado es secundario. Y claro que así es, lo realmente importante, es hacer las cosas por amor, no por el resultado. Así es como me ha quedado claro, que no es importante el tamaño de las acciones, si no más bien, la intención de las mismas.

Pero soy humano, y eso implica, trabajar arduamente para dejar de necesitar aprobación de lo que hago en base a la popularidad de mis acciones. Por que eso me aleja de mi verdadero objetivo, servir al amor más elevado.

La realidad es contundente, cuando hago las cosas por amor, sin importar el resultado, me siento en mi estado más elevado.

Namasté.

16_02_16 AA afirmaciones.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s