Aveces te atoras, por que estas avanzando.

Aveces te atoras, por que estas avanzando.

Aveces te atoras, por que avanzas.
Después de mucha resistencia y muchos temores, hace cierto tiempo decidí ir a terapia. Una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. El proceso habrá durado unos 4 o 5 años, lo que me dio un gran impulso para entrar en un proceso de crecimiento personal constante, más sin embargo, cuando muchas veces creo que estoy avanzando, me detengo intempestivamente.

 

Leyendo el libro de Danielle Laporte “Desire Map”, ella lo llama resistencia. Lo cual es un signo de estar avanzando. El mejor ejemplo sería limpiar el clóset, por fuera se puede ver bien, e incluso algo rápido de hacer, pero de repente abres cajones que no se veían a simple vista, y empieza aparecer un desorden. Esto hace que las cosas se detengan o se vuelvan más lentas, de lo que uno originalmente había pensado. Exactamente lo mismo pasa con el crecimiento personal.

 

Ahí es justo donde el ego dice “te lo dije”. Yo hasta me lo imagino riéndose de una forma un poco macabra. Pero esta parte temerosa de mi, me esta queriendo convencer que mi camino hacia al amor no vale la pena y que debo abortar la misión y el esfuerzo. Pero esta es una de las señales de avanzar.

 

Mi camino espiritual, se ha compuesto de una especie de capas, cada que levanto una, siento como si me detuviera, pero es señal de avance, y queda claro, que otro aprendizaje se esta gestando.
Me sirve mucho ver las cosas en perspectiva. Esto significa ver que tanto he avanzado y ver como cosas que me afectaban antes, hoy ya no lo hacen. He crecido, pero el ego me dice que no ha sido así. La eterna lucha entre un lado que prefiere estar quieto y el otro que busca la aventura de crecer.

 

Así que, me ubico en que parte del proceso estoy, trato de cobrar conciencia y sobretodo recurro al camino que mejor resultados me ha traído, la oración. La cual para mi ha sido una poderosa herramienta que atrae las mejores soluciones, tanto de la divinidad, como de otras personas.

 

Por cierto, me ha pasado que mis oraciones, muchas veces, sean respondidas a través de otras personas.

 

Recuerdo que antes de atreverme a ir a terapia, creía que yo debía resolver todo lo que pasaba en mi, lo hacia muy difícil ver las cosas en perspectiva. El ojo externo ayuda tremendamente a avanzar y hacernos ver lo que nos cuesta trabajo. Aunque eso no significa que sea fácil aceptarlo. Quizás, lo que más me costó aprender, fue escuchar la opinión de los demás.

 

Lo que me ayudo, fue entender que tengo el derecho de hacer caso o no. Pues sentir que alguien mandaba sobre mí o me pudiera controlar, me perturbaba. Además las personas opinan con el filtro de lo que hay en su interior. Así que hay que desarrollar una habilidad ,para no tomar tan literal las opiniones.

 

Por eso hay que saber, que cuando uno se atreve a crecer, se empieza un camino sin pavimento, que puede generar atorones, pero con cada uno de ellos, hay la oportunidad de aprender. Con la suficiente actitud, el camino se vuelve divertido, pero sobretodo enriquecedor.

 

Namasté.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s