Dejarme morir para renacer.

Dejarme morir para renacer.

Dejarme morir para renacer.
Hay múltiples ocasiones de mi vida, en las que siento que me muero. Y no hablo del plano físico, sino principalmente del emocional. Casi siempre es por qué hay sucesos que surgen que me hacen sentir horrible y espantoso. El cual es un lugar determinante para donde me encontraré en el futuro.

 

Creo yo mucho en la muerte y así mismo en el renacer. Me refiero sobretodo en el sentido simbólico. El un flujo normal, de cierres y aperturas. Lo que implica que aveces hay que dejarse morir, para que puedan abrirse cosas.

 

De hecho la postura final y más importante en el Yoga, se llama savasana, o postura del cadáver. Hace la analogía de la importancia de rendirse, de dejar morir el pasado, para ser el presente, a través de renacer de nuevo una y otra vez.

 

En la medida que hay apegos, dejar que las cosas se mueran o cierren, es más difícil. Pero a su vez, más necesario.

 

He vivido en carne propia esto, sobretodo en el camino espiritual, a.k.a. “El camino de ser feliz”, que muchas cosas son las que hay que dejar para que puedan nacer nuevos y mejores aspectos en la vida. Pero el miedo me hace dudar, y sobre todo apegarme a lo conocido.

 

Creo que este es un temor muy grande que impide a muchos abrir la puerta de la espiritualidad. El miedo a dejar ir cosas que creemos nos hace feliz, nos cuesta. Pero la libertad espiritual es deliciosa.

 

Hoy estoy terminándome dejar morir de muchas cosas que necesito dejar atrás en mi vida. Y que me han estado morir lentamente en la agonía de no dejarme morir, de resistirme a que pase lo que tenga que pasar, pero sobretodo a confiar que lo que dejó es por algo mejor.

 

De hecho creo que nuestro principal miedo a la muerte, en todas sus implicaciones, es justo esa desconexión con el universo, con la confianza de que el amor es eterno.

 

Así que estar abiertos a que el amor surja es vital, para que así sea. Sino será el miedo el que determine lo que pase en nuestras vidas, o incluso lo que no pase. Pues el miedo paraliza e impide que avancemos y que vengan cosas nuevas, o incluso cosas que le hemos pedido al universo.

 

Hay permitirse confiar, es lo único que nos ayuda a dejarnos morir, sabiendo que el amor siempre nos hace renacer.

 

Dejar ir, es vivir.

 

Namaste

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s