Una manera de poder.

Una manera de poder.

Una manera de poder.
Siendo honesto, yo he ido aprendiendo a ser feliz, por la vía larga. Ya que por muchos años hice todo lo necesario, para no serlo. Y aclaro, no es que haya cambiado mis razones para enojarme con la vida, pues esas siguen brotando, de hecho con la misma intensidad de siempre. Pero si hay algo que ahora hago diferente, que prácticamente todo el tiempo me funciona.

 

Son muchas las cosas que me hacen tener el pretexto de no ser feliz, últimamente la que más me afecta, es la de querer ser un conferencista que haga un cambio positivo en mundo, y al no serlo, mi ego me empieza a decir que debo reaccionar con enojo, ira o ya de plano sentirme frustrado. Aunque curiosamente ese sentimiento me aleje del destino.

 

Históricamente, ser importante ha sido lo que más me ha complicado mi felicidad. De hecho, siendo sincero, lo sigue haciendo. Hoy en día, muchas cosas marcan la importancia, como ser el mejor, el tamaño o marca de tus cosas, tu estatus, sin que en realidad esto tenga una verdadera conexión con ser pleno y por ende ser feliz.

 

Lo que es peor, es que ese status, no depende casi nunca de mi. O incluso puede ir cambiando sin que yo pueda hacer nada. Por experiencia, puedo llegar a decir, que esa dependencia puede ser trágica.

 

Es chistoso, que aún conociendo todo esto, no ha sido hasta hace poco que encontré la manera de en verdad estar contento sin importar las circunstancias. Aunque, la base es estar consiente de lo que estoy experimentando. Darme cuenta de que pasa en mi es fundamental para poder elegir si quiero permanecer sintiéndome así o no.

 

Por eso muchas veces hablo y escribo de la importancia de estar despierto, de estar consiente, cuya implicación es justamente la de tener una auto observación, y elegir desde la consciencia cuál es el estado que se quiere tener.

 

Así que cuando me encuentro en una situación que no quería, por ejemplo no ser invitado a una fiesta o evento, en seguida mi ego me empieza a decir que no soy importante y demás. Lo que  simplemente hago, es detener esta embrollo mental decretando , “lo importante es elegir ser feliz”.

 

Reflexionar sobre esto en verdad me hace cambiar en estado de ánimo, pues en lugar de ligar mi alegría hacia lo externo, lo hago hacia mi interior.Esto me permite poder en verdad ser feliz, con el simple hecho de dejar afuera los condicionamientos para serlo.

 

El poner toda mi energía en la intención de ser feliz, es más que suficiente para en verdad serlo.

 

Todo esto es parte de la experiencia, es parte de mi aprendizaje, pero hay que tener y recordarse todos los días que estamos aquí para ser feliz. Pues cuando lo somos, lo tenemos todo.

 

Namaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s