Algo poderoso y fácil de hacer.

Algo poderoso y fácil de hacer.

Un poderoso y fácil hábito.
La gratitud es quizás uno de los hábitos más saludables, y también es un hábito poderoso. Pues lo que se puede lograr a través de ella es impresionante, además de que es realmente algo muy sencillo de hacer.  Por lo que conocer sobre ella y darle el lugar en la vida es de vital importancia para poder disfrutar de una vida llena de plenitud.

En mis talleres de abundancia, y en mis sesiones de coaching, pongo un ejercicio llamado “las 22 cosas que agradecer”, y consiste en hacer una lista de 22 cosas que queramos agradecer sin importar su tamaño. El resultado no deja de sorprender, pues uno termina sintiéndose completo, aún a pesar que podrías haberte estado sintiendo no del todo bien.

Conectarse con la gratitud es un impresionante cambio de estado emocional, o dicho de otra manera de estado vibracional.

Pero lo más poderoso que me ha funcionado, es la gratitud por el futuro. Es decir, cuando agradeces algo que quieres que llegue. Pues la gratitud es una practica de la confianza plena del universo.

Cuando uno le pide al universo algo, lo normal que es que vengan dudas, lo que hace que pueda cambiar el pedido, retrasarse o incluso cancelarse. En cambio cuando pides dando las gracias que ya se ha hecho, la intención es tan fuerte que difícilmente vendrán dudas.

La primera vez que descubrí este poderoso ejercicio, fue hace unos 10 años. Hicimos una carta agradeciendo lo que estaríamos viviendo en 5 años. Lo más increíble no ha sido que en todos los casos funcionó, sino que además, se superaron las expectativas.  Así de poderosa es la gratitud, pues evita que haya ruido en lo que se le pide al universo.

Lo único que hay que cuidar, es que vibre. Pues aveces hago el ejercicio agradeciendo por algo muy grande, y en ocasiones siento como si no fuera real o posible. En ese caso es por que mi vibración no alcanza para atraerlo. Así que es importante ajustar la petición, para poco a poco ir elevando la vibración hasta que llegue.

Antes me daba por vencido, cuando lo que pedida no llegaba, pero hay que entender este asunto de que las cosas llegan en el momento perfecto. Dicho en palabras de la ley de la atracción, las cosas van a llegar en el momento en que tu vibración sea igual a lo que estas pidiendo.

De hecho, me he hecho el hábito de agradecer todos los días, desde la mañana hasta la tarde. Y en especial en momentos en los que me quiero bajar el mundo, como diría Mafalda.

La gratitud es poderosa, y más cuando se usa deliberadamente, poniendo nuestra más altas intenciones en eso que queremos agradecer. El universo es feliz dándonoslo si somos capaces de permitirle hacer su trabajo.

En el agradecer está el atraer.

Namaste.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s