De todos podemos aprender.

De todos podemos aprender.

AA Frases al encuentro del amor gabby bernstein soy el faro.jpg

El día de hoy por azares del destino, pase un día más de lo planeado en la Ciudad de México. Mi vuelo era hasta la 1, así que decidí buscar dónde ir a alguna clase de yoga temprano. Encontré a una clase con un maestro que me latió mucho. Pero al llegar resultó que no él daba la clase, y entonces un enorme sufrimiento se apoderó de mí.

Justo eso es lo que he estado trabajando, estar abierto a las bendiciones que pueden ocurrir de los cambios imprevistos. Para mi sorpresa, no sólo me encontré con una gran clase, sino con una gran persona, que dio la clase.

Mi ego muchas veces me ha tenido contra la lona. Me traía atrapado con el paradigma “ni sabes, no eres útil, y al no serlo no mereces ser amado”. Así que por mucho tiempo mi orgullo me bloqueaba por qué me hacía creer que ya sabía todo, y que necesitaba sí o sí, tener la razón. ¡Uff! ¡Enorme prisión! Pues no sólo era yo arrogante, sino que me estaba perdiendo de uno de los procesos más maravillosos de la vida, aprender.

De hecho, estamos aquí en esta vida para crecer como personas a través de nuestras experiencias. Y cuando las experiencias son compartidas con otras personas, estas se potencian.

Por otra parte, había en mí una enorme creencia de carencia. Pues otro paradigma que mi ego me había hecho creer, es que no todos podemos brillar. Entonces veía a lo demás como una amenaza a mi brillo personal. Así que no quería permitirme aceptar la luz que hay en los demás.

En la medida que he hecho no sólo un trabajo de eliminación de creencias limitantes, sino de aprender a valorarme y a permitir que mi luz personal y única fluya, muchas cosas han cambiado. He logrado que cada ser es único/a, cuyas experiencias pueden ser de utilidad, siempre y cuando nos permitamos recibir y estar abiertos a la experiencia tal y como pase, sin expectativas.

Todos somos grandes maestros de todos, pues aunque no estemos consientes de las enseñanzas que transmitimos, nuestra energía mueve e inspira a otros. Además reconocer y honrar la luz de los demás, no es otra cosa que honrar y reconocer nuestra propia luz.

Se trata de abrirnos a la experiencia de recibir la luz que hay en nuestro interior, que es la misma luz divina que hay en el interior de todos.

Namasté.

AA 16_05_03 Pensamientos poderosos.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s