Querer no es poder.

Querer no es poder.

Aristóteles paciencia amarga fruto dulceAA Frases al encuentro del amor.jpg

El título lo dice todo. En mi particular experiencia, la creencia de que “querer es poder” me ha traído enormes frustraciones en mi vida, pues son muchas las cosas que he querido, incluso con todo mi corazón y aún así son muchas las que no se han dado. Por eso concluyo contundentemente que querer, no es poder.

Y no lo tomes a mal, querer es el primer paso de poder. Pero reflexionando un poco, quien no quiere ser rico o saludable, y sin embargo hay una distancia entre lo que se quiere con lo que sea llega a materializar.

He visto que todo esta en el tema de la confianza. Pues cuando he querido algo, lo que espero es que todo se de fácil, pero la realidad es que casi nunca es así. Lo que sucede es que a la primera que las cosas salen distinto a lo que quería, ¡pum! me siento derrotado y renuncio.

Es un tema aparentemente sencillo, pero la realidad es que es bastante complejo, pues tiene que ver con la vibración personal, con el merecimiento, la fe, la paciencia y los aprendizajes de vida. Aunque debe quedarnos algo muy claro, tenemos derecho a todo lo que queramos, y el universo siempre nos va a decir que si, la aventura esta en descubrir cuando y como.

Lo que me sucede típicamente, es que digo quiero tener tal cosa, pero cuando lo empiezo a ver a lo que mejor resulta que no tengo el dinero o tiempo suficiente en ese instante, o me entra el miedo de comprarlo a crédito o darme el espacio. Ahí el universo jamás me dijo que no, solo que las posibilidades implicaban ciertas variaciones a lo que yo quería en especifico. Mientras más restricciones le pongamos, más tardará en llegar, pero llegará si nos mantenemos.

Ahí vale la pena tener un equilibrio entre lo que queremos y cuando lo queremos.

Algo a lo que yo le tengo mucho cuidado, es a no caer en el berrinche clásico, de que por que las cosas no se me dan como las pedí, es por que la vida no me quiere, me esta castigando y por ende mejor me ofendo y renuncio. Esto es algo muy infantil, que muchos tenemos. Nuestro orgullo no hace sentir confortados, pero en realidad nos aleja del objetivo de tener lo que queríamos. Todo por que no logramos tener la confianza de que lo íbamos a recibir en el tiempo divino y perfecto.

Lo importante es ser feliz, pero cuando condicionamos nuestra felicidad a lo que recibimos sea exactamente como nuestro ego pide que sea, las cosas se complican, no solo para efectos de nuestra felicidad, sino para atraer lo que queremos.

Por eso es mucho mejor pedir en general. Por ejemplo, quiero un auto que pueda pagar con facilidad, en el que me sienta a gusto y que sea divertido. Esta petición hace que haya más posibilidades, y me permite mantenerme abierto y flexible a las posibilidades que se me presenten.

Por otro lado, también hay que cuidar no caer en oferta. Pues muchas veces nos gana la impaciencia de lo que queremos, y aceptamos algo diferente a lo que queríamos, lo que hace que el pedido original se cancele.  Ahí radica la importancia de saber que se quiere, y mantenerse con fe en ello.

Aprender a estar abiertos y confiados es la mejor forma de tener la vida que queramos, confía, el universo te respalda.

Namasté.16_07_02 AA Pensamientos poderosos.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s