Ir más allá de los miedos.

Ir más allá de los miedos.

He de reconocer, que muchas veces tengo miedo de las cosas que se me presentan en mi vida. No se por que me pase esto, pero en seguida me dan ganas de tirar la toalla e irme a dormir, y no saber nada más del asunto. Lo triste, es que eso no hace que las cosas desaparezcan, por el contrario, casi siempre que lo he hecho, las cosas empeoran.

Y es que cada vez que le rehuyo a una situación, no estoy haciendo más que volverme víctima de las circunstancias. Pues en realidad estoy renunciando a mi propio poder personal, y peor aún, a las bendiciones que cada aprendizaje de vida me puede tener.

Si hay algo que tengo muy claro, es que todo lo que se nos aparece en la vida, tiene una razón de ser, lo cual significa que tenemos lo necesario para salir adelante, por muy grande que el reto se presente. Solo es cuestión de dar un simple paso.

En la medida que acepto las circunstancias, casi siempre viene a mis adentros la pregunta clásica del víctima: ¿Por que a mi?. Esto me debilita, pero en cambio cuando acepto el aprendizaje, aunque muchas veces con duda, empiezo a tener confianza en mi capacidad de salir adelante.

He descubierto, que por muy negro que se vea el panorama, la luz de la salida siempre esta en nuestro interior. Cada vez que permito que el problema me cubra por completo, todo se ve más confuso, para darme cuenta después que la solución, casi siempre fue más fácil de lo que yo hubiera pensando.

El miedo es un reto que tenemos enfrente, para darnos cuenta de nuestra propia capacidad. Nunca será más grande que nosotros. Aunque si se siente así, cuando desconfiamos en nuestra propia capacidad. Aunque al final es nuestra decisión.

Parece muy fácil vivir nuestra vida evitando los riesgos y sobretodo enfrentar nuestros miedos. Pero en realidad nos estamos privando de vivir en alegría y plenitud. Solo es encontrar la forma en conectarnos con nuestra parte más divina, nuestra luz interior.

A mi me empodera mucho recordar, que no hay nada que aparezca en mi vida, de lo cual no sea yo capaz de enfrentar con éxito. Aunque mi ego trate de meterme incertidumbre de las formas, que casi siempre son desconocidas. La esperanza y la fe, son lo que hacen que estas se revelen. Pero solo ocurren cuando avanzamos a pesar de nuestros miedos.

Nuestros miedos, no solo nos enseñan nuestra capacidad personal, sino también el camino para lograr nuestros sueños.

Namasté.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s