Hoy es una gran oportunidad.

Hoy es una gran oportunidad.

Probablemente mientras me lees, estés en uno de los dos más comunes escenarios navideños, en la tensa calma de tener todo listo, o por el contrario en el acelere por cumplir todas las tareas que tienes que tener listas en tiempo. Más sin embargo, cualquiera de los dos escenarios, nos presentan una gran oportunidad espiritual, que no cuesta nada ver.

La navidad tiene muchos simbolismos, el principal es el nacimiento de Jesús, quien representa la divinidad de Dios, así como el compromiso de alguien que viene a cumplir sus misión espiritual. A Jesús se le considera un rey, a pesar de nacer en un establo, y de no tener más que su conexión con el espíritu como su más grande tesoro.

Por eso para mi, estas fechas presentan una enorme oportunidad, recordar que todos podemos tener el mismo regalo, nuestra divinidad. Enfocarnos en lo que realmente es importante, y tratar de disfrutar lo más posible las cosas.

Aunque para hacerlo, por su puesto que hay que dejar a un lado muchas cosas, o incluso dejar de darle importancia a otras. Pues en realidad, para que la gracia divina se manifieste en nuestro corazón, solo necesitamos aceptar y fluir con todo nuestro ser en el momento presente. Tal y como sean las cosas. Pues ahí esta Dios, en cualquier circunstancia, solo hay que permitirnos sentir la perfección que tiene cada momento.

Yo pasé muchas navidades lleno de culpa y sufrimiento. Me sentía mal con mi familia por que mi ego me había convencido que no había nada que yo les pudiera dar, para que los hiciera feliz. Además sentía que tenía que cumplir con muchas obligaciones que yo mismo me había impuesto, en lugar de disfrutar las cosas como fluían, me apegaba a una expectativa que jamás se cumplió.

En la medida que he logrado dejar los apegos a las expectativas y a cumplir compromisos, me he liberado bastante de la culpa y me siento más tranquilo. Ahora si, estoy siendo capaz de disfrutar como nunca antes la navidad.

Así que te deseo, que la inocencia nazca en tu corazón, que las expectativas sean nulas en tu vida, y que te permitas vivir la perfección de cada momento. Para mi, de esto se tratan estas épocas. De recordar que venimos a amar, lo único que en realidad nos puede hacer feliz.

¡Feliz navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s