La paciencia todo lo alcanza.

La paciencia todo lo alcanza.

Hace unos tres años, me vino a la mente una idea, que cambiaría muchas de las experiencias que desde entonces he vivido. Esa idea, era la de abrir un restaurante de comida vegana con un enfoque bastante diferente. Todo me vino tan claro, que estaba yo seguro del éxito. Pero abrí las puertas, y desde entonces ha sido una gran prueba a mi paciencia.

Para empezar, tarde un par de años en terminar de decidirme. Tenía yo muchos miedos, y también, muchas dudas. Implicaba salirme de mi zona de confort, y creo que también en el fondo, mi ego intuía que gran parte de mi camino de luz está involucrado con este tema de alimentación consciente. Así que hubo enormes manifestaciones de resistencia.

A pesar de que me dejado ser dirigido por lo divino, mis dudas terrenales me han atacado desde que empecé a plantearme la idea de volverla realidad. Pero desde ese entonces he tratado de mantener la confianza en lo que me dicta mi intuición.

La cuestión está en que yo me imaginaba que el día que yo abriera todo iba a ser un éxito, lo cual no ha sido tan ha así. La realidad, es que nos va muy bien, pero aún no lo que el proyecto necesita. Cuando consultó a mis ángeles, la respuesta siempre es la misma: ten fe y mantente. Pero las dudas aparecen una y otra vez.

Hace poco recordaba varias veces en mi vida,  en las que necesitaba confiar en que todo se diera, pero el miedo a que no pasara me hacía desesperarme e intentar controlar las cosas para que si se dieran. El resultado era que no se conseguía lo que esperaba, a pesar de que hubieran condiciones favorables. Permití que mi miedo me dirigiera, y el resultado no fue positivo. Estos recuerdos no fueron más que señalamientos de mis angelitos, para asimilar el aprendizaje y no caer en el mismo error.

Así que hoy en día, no me queda otra cosa más que tener confianza. Permitir que Dios haga su parte, y sin duda confiar en la sabiduría de sus tiempos.

Tengo dos caminos, permitir que el miedo me dirija, o dejar que lo divino me sorprenda.

Namasté.

Parece una locura, pero no lo es.

Parece una locura, pero no lo es.

Wayne Dyer oracion dios intucion.jpg

Desde que tengo memoria, son muchas las ideas que han venido a mi cabeza, las cuales por mucho tiempo consideré locuras. Pero resulta, que tiempo después aprendí, que todo eso que había estado recibiendo, no era más, que algo llamado intuición. La cual es la encargada de llevarme a la plenitud, pero que, por otro lado, hay que aprender a identificar cuando es y cuando no, para poder realmente ser feliz.

Hay que tomar en cuenta, que en el polo contrario a la intuición, está el ego. El cual tiene la función espiritual de darnos lecciones, pero también en el mundo terrenal nos busca proteger. De hecho, el ego suele boicotear a la intuición. Sino aprendes a discernir sobre él, será muy difícil poder entender si algo que llega es una locura o una gran idea.

La intuición es la capacidad que tenemos todos de recibir información divina, es decir es el lenguaje de nuestro espíritu. Cuando empezamos a escuchar a nuestra intuición nos empezamos alinear a nuestro propósito divino. Donde nos llega la más grande plenitud.

Se puede sentir escalofriante seguir nuestra intuición. No voy a negar que en muchas ocasiones ha sido para mí incomodo hacerlo, pues ha implicado salirme de mi zona de confort. Lo cual sería una locura, si no fuera porque cuando integramos a la divinidad de nuestras acciones, todo sale de manera maravillosa.

Hay muchos cambios sutiles y otros no tanto, que ocurren en el momento en el que seguimos nuestra intuición, pero todo en realidad valen la pena.

En definitiva, son muy pocas personas las que han desarrollado formas de escuchar su intuición, así como identificar a la voz del ego. Por eso es tan extraño el tema. Aunque en realidad es algo natural del ser humano. Es cuestión de práctica, de identificar lo que viene del amor, así como lo que viene del ego, el cual es simplemente miedo.

La intuición es la herramienta que Dios nos dio para tener una guía aquí en la tierra. Por eso es tan importante aprenderla a usar, y sobretodo darse el tiempo para poder recibir el mensaje con claridad. Hay personas cuya intuición se refleja en ideas, pensamientos, visiones, sentimientos, sonidos, luces. Todas y cada una de ellas son perfectas, ya depende de cada quien aprender a darle importancia a los mensajes que todos recibimos.

Confiar es la clave para que la intuición sea clara y efectiva. Hacerlo, es la mejor decisión que podemos hacer para vivir una vida en absoluta plenitud.

Namaste

AA Pensamientos poderosos.jpg

El universo está a una oración de distancia.

El universo está a una oración de distancia.

AA Rezar manos en Dios no en las dificultades.jpgComo ya he comentado en varios post, tengo una enorme tendencia a pretender ser perfecto. Lo cual en teoría no tendría nada malo, con el pequeño detalle que me hace sufrir. Además, la cuestión más interesante, es que serlo es muy subjetivo, y dependiente de factores que no puedo controlar. Lo que me vuelve enormemente vulnerable.

La verdad es que me encantaría presumir que todo el tiempo estoy bien. La realidad es que no es así. A veces me siento frustrado, enojado, triste e incluso decepcionado, aunque quizás el estado más común que me visita es la desidia, a veces me levanto sin realmente querer hacer algo.

He visto, que, sin duda, cada vez que me trato de resistir a sentir, termino sufriendo, pues termino aceptando que no cumplí mi necesidad de ser perfecto. Aunque realmente, ser perfecto no es una necesidad, sino un área de aprendizaje. Pues todo el dolor que me ha traído, me ha abierto puertas para conectarme con mucha de mi sabiduría interior.

Por si fuera poco, se me olvida un hecho supremamente importante: la vida es un ciclo constante. Lo que significa que las cosas van a cambiar, que no se puede estar todo el tiempo en la cima, ni todo el tiempo en la lona. Entonces ahí es donde viene lo interesante, pues se torna en una sintonía entre la música que el universo no toca, y nuestra habilidad para agarrarle el ritmo.

Hay ocasiones que me es más fácil, y hay unas que siento que es imposible. Todo es perfecto, he intentado poco a poco dejar de juzgarme por sentir que no puedo. Solo aceptando mis emociones como verdaderas e incluso justas, es como en realidad se abre una luz de esperanza. Ahí es justo donde recuerdo que no estoy solo, el universo se encuentra a una oración de distancia.

Junto con ser perfecto, me viene el sentirme un súper hombre, querer hacer las cosas yo solo. Lo que al final no es más que un rechazo a mi abundancia. En la medida que renuncio a esta creencia, junto con: “hay que trabajar duro para tener una buena vida”, veo como todo fluye mejor. Es cuestión de recordar que en nosotros está el poder de cambiar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestra realidad.

Nuestra experiencia puede ser como nosotros queramos, desde que rezo y pido ayuda por cada detalle, muchas de las cargas que sentía en mi vida, se han alivianado. No puedo decir que no las tenga, aún hay mucho miedo en mí, pero confío en que poco a poco, estos se irán disolviendo, si es que es la voluntad divina que así sea.

Al final de cuentas, todo es una combinación entre las experiencias que necesitamos vivir y las habilidades que necesitamos desarrollar. Pero el destino de todos es muy claro, regresar a casa, regresar al amor.

Namaste.

AA Pensamientos poderosos.jpg

La importancia de recibir.

La importancia de recibir.

AA Wayne Dyer abundancia.jpg

Para poder vivir en abundancia, es indispensable poder permitir que esta se haga presente en tu vida, a través de algo que suena sencillo, pero realmente puede llegar ser retador: recibir. Aunque puede parecer algo fácil, realmente aquí están envueltos muchos aprendizajes espirituales, que en la medida que los tenemos nos vamos pudiendo abrir más y más a vivir en plenitud.

Recibir implica muchas cosas, desde ayuda, hasta halagos. Detrás de esto, esta algo muy importante, el sentirse merecedor. Solo es a través de serlo, que se puede estar abierto para recibir todas las bendiciones que el universo tiene para ti.

Desde muy pequeño, me ha costado mucho este tema, primero por que sentía que recibir ayuda me hacia una persona sin valor, y segundo por que cuando alguien me felicitaba, sentía que no merecía el crédito. De hecho, llego a ser tan fuerte, que recuerdo que no me gustaba que me felicitaran para mi cumpleaños, los regalos que me daban, aunque me gustaban, no los podía disfrutar en lo más mínimo. ¡Me había convencido yo mismo, que no merecía recibir!

Lo más fuerte de todo esto, es que no estaba consciente del asunto. Tan es así, que pensaba que era normal, y ni siquiera me cuestionaba por que cada vez que alguien tenía un gesto amable conmigo, en lugar de tomarlo bien, lo tomaba como todo lo contrario.

Fue después de ir primero trabajando con mi autoestima, que pude darme cuenta que estaba totalmente bloqueado a recibir. De hecho sentía que cuando lo hacía me estaba fallando a mi mismo, por eso me sentía tan mal.

Pero poco a poco, me di cuenta que el amor se perfecciona cuando se da y se recibe en equilibrio. Es justo eso lo que nos hace vivir en perfecta abundancia, y en plenitud. Dar, pero también permitirnos recibir. De hecho, es importante dejarnos amar, y eso solo se logra dejando que los demás nos muestren su afecto, ¡Lo merecemos!

Lo otro que he ido poco a poco logrando, es el tema de aceptar los halagos y reconocimientos. He solido ser tan exigente conmigo, que nunca llegaba a alcanzar el estándar, de lo que consideraba adecuado para merecer mi propio reconocimiento y por ende el de los demás. Pero eso no era más que una total y absoluto engaño subjetivo de mi ego.

Algo muy interesante de este asunto de la abundancia, es que todos tenemos grandes lecciones espirituales al respecto. Pues son muchos los que tienen dinero, pero no salud. O tienen tiempo, pero no dinero, por citar algunas cosas. Creo que todos necesitamos aprender y trabajar en las áreas en las que necesitamos ser abundantes.

Es importante recordar, que nuestra naturaleza es abundante.

Namaste.AA pensamientos poderosos abundancia.jpg

Lo valioso de ser sincero conmigo mismo.

Lo valioso de ser sincero conmigo mismo.

Aristoteles conocerse a uno mismo sabiduria.jpg

Una de mis más grandes áreas de oportunidad, es el tema de la sinceridad. Sobretodo vista desde hablar con la verdad, pues me ha costado mucho de repente, ser sincero con las cosas que quiero y siento. Pero dejando a un lado eso, realmente el problema grave, es cuando no estoy siendo sincero conmigo mismo.

 

En infinidad de ocasiones he aceptado hacer cosas, por qué me auto convencí que eran lo adecuado por alguna u otra razón. Incluso tome decisiones de vida, engañándome de que estaba yo haciendo lo correcto. ¿Cuál era el factor principal detrás de todo? El miedo. Pues este, me convencía de que el mejor camino era tomar esas decisiones, el problema es que al final no me sentía ni pleno, ni completo.

 

Quizás lo todavía más grave, es que llegue a entumirme con el asunto. Es decir, dejé de darme cuenta de todas las cosas que estaba haciendo sin estar siendo claro con los sentimientos.

 

Ser sincero conmigo mismo, me ha ayudado también a convivir con los demás. Pues en ocasiones, tengo que hacer cosas que no quisiera. Pero con el simple hecho de reconocer que no quiero, se me hace más fácil hacerlo, sobre todo en los casos que no hay elección. En muchos otros me honro y tomo la decisión de lo que es mejor para mí.

 

Resistir una emoción, o incluso ignorarla, nos limita emocionalmente. Pues cuando no me daba cuenta de que estaba yo siendo poco sincero conmigo, aceptaba sin estar consciente de lo que quería vivir. Por lo que dejaba que la marea me llevara a donde, ella quisiera.

 

Empezar a ser consciente de lo que queremos y de lo que sentimos, es tomar el control de nuestra propia vida. Quizás hayan emociones que no podremos controlar, creo que de hecho es imposible. Lo que si hay que hacer, es aprender a que estas fluyan.

 

Es muy probable, de hecho, que hayan tropezones. Yo me tropiezo todos los días. me doy cuenta que no fui sincero, a veces se me desbordan mis emociones. Lo único que hago, es amarme. Siendo compasivo y perdonándome, teniendo paciencia. Y reconociendo que no tengo por qué ser perfecto.

 

La imagen de tener que serlo, me hizo sufrir mucho cada día de mi vida que no lo conseguí. Aprender a ser sincero conmigo, me ha permitido descubrir que soy perfecto, por ser, sin importar si hago algo “bien” o mal. Ese es el mejor beneficio de ser feliz

 

Ser consiente y amoroso es lo que permite que podamos tomar el control de cómo queremos vivir nuestras experiencias. Y sin duda, yo elijo ser feliz.

 

Namaste.

16_09_03 AA Pensamientos poderosos.jpg

No es fácil, pero es mejor.

No es fácil, pero es mejor.

Von goethe.jpg

Hablar con la verdad, es para mí, una de las cosas más difíciles del universo. Pues al querer hacerlo, aparecen muchos miedos, que me hacen que se me haga muy difícil. Pero por otro lado, no hablar las cosas, trae enormes desventajas. Así que siempre va a convenir asumir este gran reto espiritual, y hablar con claridad.

Por un lado, esta hablar la verdad hacia los demás, pero la verdad es que para poder hacerlo, primero hay que estar consciente de ella. Fue imposible expresar mis sentimientos y opiniones, por qué durante mucho tiempo, no los registraba. Era como si no existieran.

Ya ni vale la pena analizar si era por que bloqueaba mis emociones o por alguna otra razón. Lo que es un hecho, es que no estaba claro de lo que quería y sentía. Así que no podía expresar mi verdad.

Eso me llevo a ceder, más inconsciente que conscientemente.

Otra razón importante que me impedía expresar mis opiniones, era el miedo al rechazo. No sé por qué, me convencí de que si no opinaba lo mismo que los demás, iba a ser rechazado. Pero esto está totalmente alejado de la verdad. Obvio hay formas, y no a todos les puede gustar lo que yo digo o expreso. Pero no hay mejor camino que ser fiel a uno mismo.

También he experimentado, mucho conflicto cuando quiero manifestar una inconformidad o terminar algún acuerdo. Sin darme cuenta, muchas veces el miedo a que las cosas salgan mal, se apodera de mí. Pero la realidad, es que cuando expreso las cosas desde el corazón, las cosas caminan y resuelven de la mejor manera para ambas partes.

Definitivamente no es fácil decir la verdad. Pero la verdad es que cuando no lo hago, una intranquilidad normalmente inconsciente se apodera invariablemente de mí. Sé que me he alejado del amor.

Por el contrario, cuando hablo con la verdad, me siento mucho más tranquilo. Ese es el camino.

Me he topado con gente que percibo que claramente no está diciendo la verdad, lo cual a veces me molesta. Pero luego entiendo y logro ser compasivo, al entender que es algún miedo lo que les está haciendo actuar. Eso no significa que tenga que ignorar la situación, solo que no gano nada cargando algún tipo de rencor.

Lo mejor, es hablar con la verdad, para hacerlo solo hay que permitir que el amor sea el que dicte las palabras y nuestras acciones.

Namaste.

 16_09_03 AA Pensamientos poderosos.jpg

Para que pasan cosas “malas”.

Para que pasan cosas “malas”.

Oprah cada cosa pasa por una razon .jpg

La aceptación es una de los actos espirituales más profundos que uno puede hacer. Pero hay muchas cosas en esta vida, que realmente son difíciles de aceptar, o incluso de entender cómo es que Dios, siendo amor, las permite. Lograr entender este hecho, es algo que sin duda nos permite poder vivir en una verdadera comunión con la vida.

Para poder entender por qué pasan las cosas, hay que recordar porque estamos en esta vida: para aprender. Sin duda la mejor forma de hacerlo, es a través de la experiencia.

Es justo por eso, para generar una experiencia, el por qué pasan las cosas más dolorosas y tristes en este mundo. La mejor analogía es lo que pasa con los niños, puedes decirles que les puede pasar algo, incluso lo pueden hasta saber, pero no es hasta que les pasa en realidad, que lo entienden.

Cada persona, tiene un plan divino, una razón para estar aquí. Es justo esa razón la que determina qué tipo de experiencias les toca vivir. Al final, aunque parezca duro de creer, todo, no es más que una travesía para encontrar el amor más profundo que hay en todo.

También hay que recordar, que al alma, no le pasa nada. Por muy duras que las experiencias puedan ser, esta permanece intacta. Solo entendiendo, de una u otra forma la razón espiritual, por las que pasan las cosas, es cómo podemos aceptarlas.

Yo sufría por todas las “injusticias” que veía en el mundo. Las hacía mías, y me negaba a entender que Dios siendo todo bondad, permitiría que nos pasaran cosas. La realidad, es que Dios es amor, tan es así, que nos permite vivir las experiencias que necesitamos a nivel de nuestra alma. A esto se le conoce libre albedrío.

Pero si vemos con los ojos del cuerpo, las cosas se ven imposibles. Solo cuando entendemos las razones divinas, es como podemos entender que todo lo que pasa es perfecto. Aun cuando las cosas se ven exageradamente dramáticas, en el fondo todo pasa para bien a nivel espiritual.

Ahí es donde los que logran empezar a integrar su espiritualidad a su vida diaria, empiezan a vivir de una manera diferente, pues al aceptar tus experiencias, y aceptas tu aprendizaje, hace que puedas ser feliz, sea como sea.

El amor está en todas nuestras experiencias, solo necesitamos permitirnos sentirlo.

Namaste.

 16_09_02 AA Pensamientos poderosos.jpg