Hay que evitarlo a toda costa.

Hay que evitarlo a toda costa.

El miedo, a mi entender es quizás la emoción que más nos influencia hoy en día. La verdad es que incluso es algo que ha tenido e influenciado a la humanidad por siempre, y aún así, sabemos muy poco de él. Esto nos hace que vivamos muchas experiencias, que si bien nos hacen crecer, también nos hacen sufrir, y aunque todo es perfecto, también hay otro camino.

Conozco personas, que han puesto toda su energía y pertenencias por lograr algo que querían. No por que no les fuera concedido, sino que por que tenían miedo de que el tiempo o la forma no fueran eso que tanto anhelaban.

Cuando pasa eso, es por qué nos hemos desconectado de nuestra divinidad, nos sentimos solos y desolados, lo cual nos impide ver la lección que justamente necesita nuestra alma. Aunque revelando el secreto, te puedo decir que una de nuestras más grandes lecciones espirituales, es la de aprender a confiar en el universo, en particular cuando no entendamos las lecciones.

No se tú, pero yo le agradezco a mis padres muchas cosas por las que en su momento los odié. Las cuales en el momento no lo entendía, hasta que llegó el día que todo cobró sentido, y hoy me llena de gratitud que me hayan provisto de esas lecciones. Lo mismo sucede con Dios, nos pone situaciones que nos tocan vivir, que nos están formando y que nos harán vivir una vida plena.

Aunque, lo divino nos ha regalado algo increíble, la libertad. Así que podemos aceptar o rechazar estas lecciones. Entonces vendrá el aprendizaje de otra forma, la cual es mucho más dolorosa, pues es el ego -nuestra parte miedosa-, la que estará rigiéndonos.

Yo he sentido como el camino el miedo, me llena de rigidez y tensión. Una sensación de desolación por no tener lo que yo quiero, se apodera de mi, y entonces caigo en la desesperación, no sólo dejando ver la lección, sino dejando de escuchar mi guía divina.

Puede ser muy fácil caer en la desesperación, ahí es donde hay que aprender a reconocer que lo que ocurre en este momento es perfecto. Así como también, que cuando escuchamos nuestras lecciones y las aceptamos, todo fluye de mejor manera.

Increíblemente, en la medida que nos dejamos sorprender, dejando a un lado los tiempos y las formas, las bendiciones aparecen, pero sobretodo, nuestro amor nos ilumina.

Namasté.

Anuncios
Suena fácil, pero no lo es.

Suena fácil, pero no lo es.

Suena fácil, pero no lo es.
Ser feliz, es algo que suena muy fácil, pero seamos honestos, no lo es. Recuerdo que este veinte me cayó hace unos años, que a pesar que iba a una buena universidad, tenía un buen auto, dinero suficiente para divertirme, me sentía verdaderamente desolado. Sentía que me faltaba algo, y en ese momento no logré descifrar que era.

 

De hecho, en esa época, alguien me comentó que por que no era feliz con todo lo que tenía, pues tenía todo. En ese momento no más no entendía por que en verdad no me podía sentir completo, a pesar que tenía todo lo que se podía desear.

 

El tema era que mi satisfacción era nula, podía yo estar completo por fuera, pero en realidad bastante vacío por dentro. No importa lo que yo hiciera o tuviera, no me sentía merecedor, nada me llenaba.

 

Fue una de las razones por las que me di cuenta que tenía que hacer algo, siempre he sabido que nuestra misión más grande como seres humanos, es ser felices. Yo no estaba dispuesto a pasar mucho tiempo de mi vida incapaz de serlo.

 

Descubrí que para empezar, la felicidad la tenemos idealizada. Pues creía que la felicidad, era igual a perfección. Así que siempre que las cosas o algo salía diferente a lo perfecto, encontraba un pretexto para frustrarme. De hecho en esa época, me sentía feo, y sentía que no iba a encontrar a nadie con quien tener un romance de película, que no valía la pena luchar por mis sueños, por citar algunas cosas.

 

Mi mente me había metido en una prisión invisible.

 

Pasaba  mucho tiempo y energía encontrando cosas que debían ser diferentes, en lugar de usar esa energía para ser feliz.

 

Hoy entiendo, que somos un cumulo de emociones, no se puede ser feliz todo el tiempo. Aunque tampoco se trata de estar en depresión como lo estaba hace unos años. El chiste es permitirme sentir, y de ahí regresar a ser feliz, lo cual es un estado natural que no se tiene que forzar. Pero si hay bloqueos, traumas o pensamientos limitantes, la felicidad no puede aparecer.

 

La felicidad está en aceptar las cosas tal y como son, tal como van surgiendo, sin cambiarlas ni forzarlas. En la meditación mindfullnes, se habla mucho de abrazar el momento como este sea, ahí esta justo la felicidad.

 

Yo la encontré hasta que pude en verdad voltear a mi interior, verme como una persona completa, y darme cuenta que la perfección es subjetiva, pues lo perfecto es realmente lo imperfecto.

 

Hablando con la verdad, ser feliz, no es fácil, tengo ego, cosas que me retan todo los días. Pero se vive diferente cuando uno tiene la simple intención de ser feliz. Cada vez que libero lo que me lo impide, se me da con mucha naturalidad.

 

Ahí donde están las lecciones, ahí esta la felicidad.

 

Namaste.