Tienen mucho que ver con tu futuro.

Tienen mucho que ver con tu futuro.

Al hablar del futuro, definitivamente nos vienen grandes dudas, más si tenemos por delante decisiones que tomar. En muchos casos, nos sentimos solos por no encontrar la manera de tomar la mejor decisión. Aunque en realidad no estamos solos, ya que es a través de nuestras emociones como podemos saber si estamos por el camino adecuado o no.

Las emociones funcionan como guía vibracional, lo que nos permite si las contactamos, detectar que vibración estamos experimentando, o incluso cual es nuestro sentir con respecto a la decisión que estamos por tomar. La sabiduría de nuestras emociones es alta, ya que es una de las formas más fuertes en la que lo divino se comunica.

Pero lo que nos sucede es que no nos damos tiempo de sentir o escuchar nuestras emociones. O lo más común aún, es que escuchamos nuestras emociones pero no les prestamos la debida atención, ya que en el fondo no confiamos en ellas, al no estar acostumbrados a escucharlas.

Pensamos que lo que sentimos no es fidedigno, y es entonces como dejamos de tomar las decisiones que deberíamos, y terminamos pagando las consecuencias. Aunque no pasa nada, realmente no es un tragedia, sino un aprendizaje. Atender a nuestras emociones nos llevan por el camino pavimentado, mientras que no hacerlo es como un campo traviesa.

Hay una diferencia fundamental entre escuchar nuestras emociones y permitir que estas se desborden. La función espiritual de ellas esta en regresarnos a nuestro estado de paz y gracia divina. Hay emociones que nos alteran y nos alebrestan, pero es por que hay algo que necesitamos sanar para que esa emoción nos deje de afectar.

Esas emociones que nos alteran vienen del miedo, y siempre tienen el temor como motivador, e incluso son aleatorias, un día nos dirigen hacia un lado y luego a otro. En cambio una emoción bien conducida siempre su mensaje es conciso y nos termina dando una deliciosa sensación de bien-estar.

Tomar una decisión puede ser muy fácil si escuchamos lo que sentimos, aunque por su puesto que necesitamos dejar a un lado lo que nos afecta del ego. Ya que es muy común elegir cosas que llenen al ego en lugar de liberar la emoción. En mi caso muchas veces he elegido cosas que  me hagan sentir importantes en lugar de elegir la paz por que en mi mente significaba perder “la vital sensación importancia”.

Para mi las emociones son sagradas, y nos traen grandes lecciones que no hacen otra cosa, que regresarnos a casa, o dicho de mejor manera, al amor.

Namaste.

Es la base de tu poder personal.

Es la base de tu poder personal.

Actualmente me encuentro enfocado en un único reto espiritual: aceptación. Por muy sencillo que parezca, en realidad tiene sus grandes situaciones para lograrlo. Para mi, esto es indispensable, para poder vivir una vida plena, hace que realmente valga la pena, a pesar que la tendencia natural sea a no aceptar.

Quiero separar aceptar de conformarse, si bien son parecidas, realmente son diferentes. Aceptar es fluir con las cosas como son, conformarse es renunciar a querer fluir.

La clave para mi esta siendo renunciar a mi voluntad y entregársela a lo divino, a Dios.

Por casi toda mi vida, intenté ser feliz a través de querer que las cosas salgan como yo quería, de buscar obstinadamente tener la razón -aún cuando no la tuviera-, a ser inflexible ante los cambios. El resultado ha sido contrario al que yo esperaba, pues ha sido tensión, resistencia el resultado, lo cual por su puesto,  me ha traído sufrimiento.

Quizás el tiempo, es el que más me esta costando trabajado aceptar. Pues muchas cosas que estoy buscando tener en mi vida, no se están dando en la rapidez que yo quisiera. Las señales son de continuar, pero me molesta de sobremanera que me este costando trabajo, y me meto en ese pensamiento de que debería renunciar. Pero la señal divina, no es más, que tener paciencia.

Fluir con la vida es justo encontrar ese equilibrio entre renunciar a nuestra voluntad, pero conectándonos con nuestro destino más glorioso.

Yo pensaba que aceptar las cosas y el conformismo eran lo mismo. Así que me sentía obsesionado de lograr cosas, solo para después darme cuenta de que prácticamente no podía controlar nada. De hecho, cada vez que me obsesionaba con algo, o no lo conseguía o lo hacía a un precio demasiado alto. La verdad no valía la pena.

Por otro lado, he probado la maravillosa paz interior que viene de confiar en que las cosas van a ocurrir en el tiempo y la forma adecuada. Obvio que he tenido muchas dudas de como sobrevivir en lo que eso llega, pero eso en sí, ya es una desconfianza. Cuando confío todo se resuelve de maneras milagrosas. Increíble, pero así de poderoso es el universo.

Hoy no me queda más que aceptar mis circunstancias, y por su puesto a mi verdadero ser. Todo está en mi vida por una razón, al dejar de rechazar esas razones las bendiciones aparecen inmediatamente. Eso es lo mágico de permitirme aceptar.

Creo en que todos tenemos un destino glorioso, solo basta en que aceptemos quienes somos y lo que nos ha tocado vivir. Ahí están los milagros de la vida.

Namaste.

¡El mundo te necesita! Sé la luz que ilumina la oscuridad.

¡El mundo te necesita! Sé la luz que ilumina la oscuridad.

IMG_3243.JPG

Ayer, sucedió algo que ha sorprendido a propios y extraños. Ganó el candidato a la presidencia de estados unidos, el cual nadie quería que ganara. Lejos de entrar en política, es importante cobrar consciencia con que nos estamos conectando, pues en lo que nos enfocamos es a lo que le damos fuerza. Creo que es importante impedir que el miedo le gane al amor, no podemos controlar lo que sucedió, pero si podemos controlar lo que sucede en nosotros, que al final es lo que determina el resultado externo.

Para empezar, hay que recordar que todo es perfecto. Desgraciadamente a veces hay que enfermarnos para valorar nuestra salud, y muchas veces aprender una lección. Y creo que ese es el caso, no solo de Estados Unidos, si no de el mundo.

Muchas personas han caído en pánico, su ego les anda diciendo que todo se acabó, que es el fin del mundo. Desde que tengo memoria, el mundo se anda acabando cada dos o tres años. El ego en acción. A nuestro ego le encanta ser extremista. La realidad es que ni va ser oscuro ni gris, es más, aún no sabemos lo que va a pasar. Pero si nos conectamos con la preocupación del futuro, estaremos sufriendo por lo que va a pasar o peor aún, por lo que creemos que va a pasar, con la ansiedad que ello conlleva.

Debemos asumir nuestra responsabilidad por lo que sentimos y pensamos, el miedo atrae miedo, si caemos en esto, estaremos contribuyendo apoyar los peores escenarios. En cambio, podemos conectarnos al amor, rezar, y pedir que todo pase para bien. Pues es así es y así será.

En estos momentos, mucha gente esta llena de miedo y paralizada, sin razonar en realidad que tanto podría o no afectarles esto. Esto sucede cada cierto tiempo, pero son eventos externos, en cada uno de nosotros hay una sucursal de Dios, que si la usamos, podemos mantenernos en paz y contribuir al mejor desenlace posible.

Cuando alguien tiene un discurso de odio, si nos enganchamos, no solo lo estamos fortaleciendo sino que además nos estamos afectando por dentro. Lo mejor, es confiar y entregar el sentimiento hacia el universo.

Mantener los pensamientos positivos es la clave. Lo mejor que podemos hacer, es que nuestra luz brille con mayor intensidad, hoy el mundo necesidad nuestra serenidad y nuestra esperanza.

Se la luz, que borre la oscuridad.

Namasté.

Te dejo unas afirmaciones:

“Todo está bien”

“Encuentro las oportunidades en cada situación”

“Soy un faro que ilumina la oscuridad”

“Estoy en paz”

“Me conecto con el amor”

“Todo lo que pasa es perfecto”

“Confío que el amor triunfa sobre el miedo”

Parece una locura, pero no lo es.

Parece una locura, pero no lo es.

Wayne Dyer oracion dios intucion.jpg

Desde que tengo memoria, son muchas las ideas que han venido a mi cabeza, las cuales por mucho tiempo consideré locuras. Pero resulta, que tiempo después aprendí, que todo eso que había estado recibiendo, no era más, que algo llamado intuición. La cual es la encargada de llevarme a la plenitud, pero que, por otro lado, hay que aprender a identificar cuando es y cuando no, para poder realmente ser feliz.

Hay que tomar en cuenta, que en el polo contrario a la intuición, está el ego. El cual tiene la función espiritual de darnos lecciones, pero también en el mundo terrenal nos busca proteger. De hecho, el ego suele boicotear a la intuición. Sino aprendes a discernir sobre él, será muy difícil poder entender si algo que llega es una locura o una gran idea.

La intuición es la capacidad que tenemos todos de recibir información divina, es decir es el lenguaje de nuestro espíritu. Cuando empezamos a escuchar a nuestra intuición nos empezamos alinear a nuestro propósito divino. Donde nos llega la más grande plenitud.

Se puede sentir escalofriante seguir nuestra intuición. No voy a negar que en muchas ocasiones ha sido para mí incomodo hacerlo, pues ha implicado salirme de mi zona de confort. Lo cual sería una locura, si no fuera porque cuando integramos a la divinidad de nuestras acciones, todo sale de manera maravillosa.

Hay muchos cambios sutiles y otros no tanto, que ocurren en el momento en el que seguimos nuestra intuición, pero todo en realidad valen la pena.

En definitiva, son muy pocas personas las que han desarrollado formas de escuchar su intuición, así como identificar a la voz del ego. Por eso es tan extraño el tema. Aunque en realidad es algo natural del ser humano. Es cuestión de práctica, de identificar lo que viene del amor, así como lo que viene del ego, el cual es simplemente miedo.

La intuición es la herramienta que Dios nos dio para tener una guía aquí en la tierra. Por eso es tan importante aprenderla a usar, y sobretodo darse el tiempo para poder recibir el mensaje con claridad. Hay personas cuya intuición se refleja en ideas, pensamientos, visiones, sentimientos, sonidos, luces. Todas y cada una de ellas son perfectas, ya depende de cada quien aprender a darle importancia a los mensajes que todos recibimos.

Confiar es la clave para que la intuición sea clara y efectiva. Hacerlo, es la mejor decisión que podemos hacer para vivir una vida en absoluta plenitud.

Namaste

AA Pensamientos poderosos.jpg

El universo está a una oración de distancia.

El universo está a una oración de distancia.

AA Rezar manos en Dios no en las dificultades.jpgComo ya he comentado en varios post, tengo una enorme tendencia a pretender ser perfecto. Lo cual en teoría no tendría nada malo, con el pequeño detalle que me hace sufrir. Además, la cuestión más interesante, es que serlo es muy subjetivo, y dependiente de factores que no puedo controlar. Lo que me vuelve enormemente vulnerable.

La verdad es que me encantaría presumir que todo el tiempo estoy bien. La realidad es que no es así. A veces me siento frustrado, enojado, triste e incluso decepcionado, aunque quizás el estado más común que me visita es la desidia, a veces me levanto sin realmente querer hacer algo.

He visto, que, sin duda, cada vez que me trato de resistir a sentir, termino sufriendo, pues termino aceptando que no cumplí mi necesidad de ser perfecto. Aunque realmente, ser perfecto no es una necesidad, sino un área de aprendizaje. Pues todo el dolor que me ha traído, me ha abierto puertas para conectarme con mucha de mi sabiduría interior.

Por si fuera poco, se me olvida un hecho supremamente importante: la vida es un ciclo constante. Lo que significa que las cosas van a cambiar, que no se puede estar todo el tiempo en la cima, ni todo el tiempo en la lona. Entonces ahí es donde viene lo interesante, pues se torna en una sintonía entre la música que el universo no toca, y nuestra habilidad para agarrarle el ritmo.

Hay ocasiones que me es más fácil, y hay unas que siento que es imposible. Todo es perfecto, he intentado poco a poco dejar de juzgarme por sentir que no puedo. Solo aceptando mis emociones como verdaderas e incluso justas, es como en realidad se abre una luz de esperanza. Ahí es justo donde recuerdo que no estoy solo, el universo se encuentra a una oración de distancia.

Junto con ser perfecto, me viene el sentirme un súper hombre, querer hacer las cosas yo solo. Lo que al final no es más que un rechazo a mi abundancia. En la medida que renuncio a esta creencia, junto con: “hay que trabajar duro para tener una buena vida”, veo como todo fluye mejor. Es cuestión de recordar que en nosotros está el poder de cambiar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestra realidad.

Nuestra experiencia puede ser como nosotros queramos, desde que rezo y pido ayuda por cada detalle, muchas de las cargas que sentía en mi vida, se han alivianado. No puedo decir que no las tenga, aún hay mucho miedo en mí, pero confío en que poco a poco, estos se irán disolviendo, si es que es la voluntad divina que así sea.

Al final de cuentas, todo es una combinación entre las experiencias que necesitamos vivir y las habilidades que necesitamos desarrollar. Pero el destino de todos es muy claro, regresar a casa, regresar al amor.

Namaste.

AA Pensamientos poderosos.jpg

Esto ha estado afectando mi flujo financiero.

Esto ha estado afectando mi flujo financiero.

Aa abundancia abraham hicks.jpg

Hasta mi entender, ser abundante es el deseo de todos. Para mí ha sido importante aprender sobre el tema, para poder en verdad tener una vida llena de ella. Lo que descubrí, últimamente en mí, es que hay una cierta actitud que me ha estado haciendo que mis finanzas se ven afectadas.

 

La abundancia no es otra cosa, que energía. Su mejor estado, es cuando le permitimos fluir. De hecho, el estado natural de la energía es su fluidez. Pero son muchos los factores que hacen que esto no pase, como es por ejemplo el miedo. Ahí es justo lo que más afecta.

 

En este post hablo de las finanzas, del dinero. Pero la realidad es que aplica para cualquier aspecto de la abundancia en la que lo queramos enfocar: salud, tiempo, vitalidad.

 

Me acabo de detectar, preocupándome cada vez que hago un pago, por pequeño que este fuese. Lo que me lleva a retener la energía, al haber un miedo a que el dinero no vuelva. Lo que me pone en esa vibración, y es lo que termina pasando, por triste que parezca.

 

Por otro lado, el dinero es la manifestación física de nuestra confianza en el universo. Si en lugar de preocuparme por lo que estoy desembolsando, me relajo y confío en la providencia infinita que el universo tiene para cada uno de nosotros, eso es justo lo que se va a materializar. Así de simple y así de complicado.

 

Nuestra vibración, que es la que determina lo que se materializa, se forma de nuestras emociones. Así que la queremos dirigir, es importante que nos observemos y hagamos que fluya hacia la confianza, de que “todo se nos es provisto…siempre y cuando no temamos que no será así”.

 

De hecho, Louise Hay, comparte que ella cada vez que hace un pago, lee una frase que pego en su cartera que dice “La vida y el universo me apoyan en todo momento”. Lo que garantiza que, en cada momento, en especial cuando dejamos ir dinero, confiemos que regresará.

 

Y es que al final, la energía fluye en ciclos. Si no dejamos que el dinero se vaya, no va a regresar. Sobre todo, porque cuando pagamos algo, el dinero ya se fue, pero nuestra energía sigue enfocada en protestar por este hecho, en lugar de enfocarse en volver a atraer ese e incluso más dinero.

 

Cuando permitimos que la energía fluya en la plena confianza en el universo, es cuando en verdad materializaremos lo que queremos.

 

Namaste

 

AA pensamientos poderosos abundancia.jpg

La parte más difícil.

La parte más difícil.

16.10.06 AA Frases celebres al encuentro del amor .jpg

Todos tenemos cosas que se nos complican. Pero en este post suelo compartir las mías. Creo que hacerlo, hace que mi experiencia, al leerme, te pueda servir algo de lo que he vivido. Esa es la intención, pero lo que hoy te tengo que contar, es que muchas veces me limito. Me filtro demasiado, trato de no hacerlo, y eso hace que sean muchas las cosas que dejo de compartir.

 

Para mi es enorme el temor que tengo en ocasiones de que alguien me juzgue y me rechace. No sé si sea por tiempos pasados, en lo que habré vivido alguna experiencia negativa al respecto. Lo que sí sé, es que este temor me impide brillar como me merezco. Por su puesto, hablo de compartir mi esencia, no de tener algún tipo de reconocimiento.

 

Ese peso, creo que es mi reto personal. Lo más chistoso, es que detrás de mucho de mis miedos, están mis gozos más profundos. Uno de ellos es este blog. Tardé varios años en animarme a escribirlo, luché contra todos mis demonios para poder atreverme hacerlo, no sé qué pasaría en mi sino lo hubiera hecho, creo que seguiría viendo las cosas de color gris.

 

Así que hoy el reto es claro, ser quien soy, respetándome, dejando también mi imperiosa necesidad de querer ser perfecto y que todos me quieran. Así que cada vez más también compartiré mis defectos, aunque me cuesta trabajo verme humano. Pero creo necesario que cada vez más, las personas nos veamos y nos amemos tal como somos. Basta de pretender perfeccionismos falsos.

 

Nadie es perfecto, o bueno somos perfectamente imperfectos. Eso es en realidad lo hermoso de esta vida.

 

Mucho de mi sufrimiento ha venido, de cada vez que pretendo ser algo que no soy, o de ocultar las partes de mí, que no me encantan. En la medida que las abrazo y las acepto, reconozco la lección que estas me presentan.

 

Esa práctica, de amarme incondicionalmente, es la que me ha permitido poco a poco sentirme mucho mejor cada día.  Me encantaría decir que es fácil, pero no lo es, todos los días necesito y he necesitado aceptarme más y más, ser responsable de mis errores, así como atreverme a sentir mis emociones sin juzgarlas como bien o mal.

 

La realidad es que vale la pena. Se camina mucho más feliz, cuando no hay que aparentar, simplemente siendo, quien soy.

 

Namaste.

 

 

16.10.01 AA Pensamientos poderosos.jpg